2018 Y EL PODER JUDICIAL CONTINÚA QUEDÁNDOSE AFUERA DEL RESTO DE LOS PODERES

En épocas donde con un solo “CLICK” se pueden consultar las Declaraciones Juradas de los funcionarios públicos, independientemente del contenido, con el fin de analizar, prevenir y detectar posibles casos de enriquecimiento ilícito o eventuales situaciones de conflictos de intereses e incompatibilidades, nada de esto sucede con Poder Judicial, quien se sigue manteniendo al margen de la Ley.

La Oficina Anticorrupción está facultada para efectuar el control y seguimiento de las DDJJ de los funcionarios y de hacer efectiva la Resolución 1695/2013, que dice que “una vez que el funcionario presenta la Declaración Jurada Patrimonial Integral y se verifica la transmisión electrónica por parte de AFIP, la Oficina Anticorrupción procederá a su publicación, dentro de los 10 días hábiles”.

Habiendo transcurrido más de 15 meses desde que el juez Esteban  Furnari del Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo Federal Nro. 2 resolvió que los todos los funcionarios, fiscales, defensores, magistrados  y empleados designados en el Poder Judicial de la Nación y en el Ministerio Público, estaban alcanzados por el Impuesto a las Ganancias, nada cambio.

El fallo indicó quienes están exceptuados del pago de este tributo, sea porque hayan ingresado antes de esa fecha, o bien, que –en igual condición– provengan de los Poderes Judiciales y Ministerios Públicos provinciales o de la ciudad de Buenos Aires siempre que sus sueldos no hayan sido alcanzados antes por el pago o retención de ese impuesto.

Sin embargo la Asociación que nuclea a jueces y fiscales de todo el país pidió que se dicte una medida de “no innovar” ordenando a los administradores del Consejo de la Magistratura y del Ministerio Público que se abstengan de retener suma alguna en concepto de Impuesto a las Ganancias hasta que se reglamente la ley, amparándose en el artículo 110 de la Constitución Nacional, que dice textualmente que “los jueces de la Corte Suprema y de los tribunales inferiores de la Nación conservarán sus empleos mientras dure su buena conducta y recibirán por sus servicios una compensación que determinará la ley y que no podrá ser disminuida en manera alguna, mientras permaneciesen en sus funciones”.

El tiempo sigue pasando, en junio de 2018 llegaran los nuevos vencimientos para los simples contribuyentes, para todos los funcionarios del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, pero NO para Poder Judicial, ya que la JUSTICIA,   todavía no reglamentó la norma legal aprobada por el Congreso Nacional, para todos los argentinos.

Seguirá siendo la JUSTICIA el Poder menos transparente de la democracia, seguirá la JUSTICIA sin preocuparse por los reclamos de la Sociedad que percibe a la exención fiscal como una decisión injusta e inequitativa?

Será capaz la JUSTICIA de incluirse en la DEMOCRACIA y de cumplir el sueño de todos los argentinos de ser iguales ante la ley, tal cual lo establece la Constitución Nacional.

Por ahora parece una utopía más.